viernes, 10 de agosto de 2018

6 tips para tener viajes de negocios productivos

Ya conoces esa emoción que se da con los viajes de negocios. Puede que sueñes despierto con todo lo que harás en el día, creyendo inocentemente que terminarás el doble de trabajo en la mitad del tiempo.

Desafortunadamente, eso no es más que un sueño pues en realidad, salir de viaje por negocios es sumamente desgastante. La falta de sueño, la mala alimentación, el sedentarismo y las malas conexiones a internet hacen que ser productivo sea prácticamente imposible.



Aquí te dejamos seis tips para trabajar mejor, aún en estas circunstancias.

1. Empieza rápido: asegura las reservaciones de hotel y los boletos de avión en cuanto sepas que vas a viajar. Eso te ayudará a aprovechar las ofertas y ahorrar el dinero que tanto necesitas cuando estas empezando un negocio. 

No sólo eso, planear a futuro le muestra a tus clientes e inversionistas que eres una persona responsable y organizada. Recuerda que cuando eres emprendedor no sólo estás vendiendo un producto o servicio, también estas mostrando cómo eres al realizar negocios.

2. Viaja ligero: aunque parezca tonto, volar puede ser muy cansado. Lo mejor que puedes hacer para simplificar el proceso es empacar sólo las cosas que necesitas. Para empezar, no documentes equipaje a menos de que realmente sea indispensable. Planea tus vestuarios para cada día del viaje para que empaques lo justo.

Si vas a hacer una demostración, puedes intentar mandar tus productos por adelantado al hotel donde te hospedarás. Así no estarás cargando una maleta pesada y evitarás que estas muestras se dañen.

3. Aprovecha el tiempo de vuelo: cuando vas en un avión no tienes conexión a internet, pero puedes usar ese tiempo para escribir correos que necesitas mandar o trabajar en un proyecto que tenías pendiente. No olvides que también puedes hacer contactos en el vuelo, así que aprovecha el tiempo para conocer nuevas personas.

Si por el contrario te quedas varado en el aeropuerto, puedes utilizar aplicaciones como Gate Gurú para encontrar los restaurantes y cajeros automáticos más cercanos a tu puerta de admisión.

4. Consiéntete: aprovecha el tiempo fuera de la oficina para recuperarte en lugar de tratar de acabar todos tus pendientes. No quieres que tus nuevos contactos te recuerden cansado o malhumorado. Además, ¿cuál es el punto de viajar si no sales del hotel? 


Recuerda que el crecimiento personal te hace un mejor líder y experimentar nuevas culturas expande la mente. Usa  la oportunidad de viaje para ver tu vida desde otro ángulo.

5. Organízate: los viajes de trabajo o de negocios pueden hacer que cientos de ideas nuevas te asalten a la vez. Utiliza aplicaciones como Evernote para guardar estas nociones al momento y tenerlas disponibles en todos tus dispositivos.

6. Prioriza los nuevos contactos: la mayoría de los viajes ofrecen oportunidades fenomenales de hacer networking, así que esto tiene que ser una de tus prioridades. Habla con expositores, vendedores, asistentes, etcétera, y utiliza plataformas como LinkedIn para mantenerte conectado.  No olvides que las nuevas conexiones pueden convertirse en nuevos contratos.

Los viajes de negocios son maravillosos para expandir un negocio, pero no cumplirán con su labor si estas estresado por cosas como una mala conexión a la red. Planea y enfócate en tus metas. De esta manera regresaras a casa más energizado y emocionado por las nuevas posibilidades.

jueves, 2 de agosto de 2018

20 lugares que visitar en Nueva York imprescindibles


Nueva York, la ciudad de los rascacielos y del asfalto. Esa ciudad fascinante y en movimiento en cualquier momento del día que sabemos que te atrapará nada más llegar. Con infinidad de experiencias que probar y lugares que visitar en Nueva York imprescindibles, tanto si es tu primera vez en la ciudad o ya llevas unas cuantas, debes tener en cuenta que La Gran Manzana es adictiva. De las muchas cosas que ver y hacer en Nueva York, hemos querido hacer una la lista de nuestros 20 imprescindibles basándonos en nuestro viaje a Nueva York de 11 días. ¡¡Empezamos!!

1. Times Square
Times Square es el epicentro y el lugar más turístico de Nueva York. Todo el que viene a esta ciudad pasa varias veces por aquí, ya sea de día o de noche, y para admirar sus carteles y luces de neón. Para hacer buenas fotos puedes subir a las escaleras rojas del TKTS, desde donde tendrás una fantástica panorámica de este cruce de calles.
Si lo que quieres es disfrutar del ambiente, una buena opción es coger un café largo y sentarte en algunas de sus sillas y mesas rojas, simplemente para ver la vida pasar. Si además te decimos que es una de las cosas que hacer gratis en Nueva York, el plan es todavía más delicioso, ¿verdad?




2. Grand Central Terminal
Grand Central Terminal es una de las joyas de la ciudad y uno de los lugares que visitar en Nueva York imprescindibles. Con uno de los halls más bonitos del mundo, que ha sido escenario de algunas escenas de películas famosas de Hollywood como “Con la muerte en los talones” o “Superman“, esta es otra de los imprescindibles en Nueva York. Con más de un siglo de historia esta mítica estación ferroviaria se ha convertido en un icono de la ciudad, con su emblemático reloj situado en la parte central y rodeado de pantallas de llegada y salida de trenes.



3. Rockefeller Center y Top of the Rock
Rockefeller Center está formado por varios centros comerciales con restaurantes, bares y tiendas. Aquí en Navidad podrás ver el encendido de las luces con su famoso árbol de navidad y patinar en su pista de hielo. Pero para nosotros lo más destacable es el mejor mirador de Nueva York: Top of the Rock. Con unas magníficas vistas a Manhattan y a Central Park, este mirador está abierto todos los días del año y es otro de los lugares que visitar en Nueva York imprescindibles.
La entrada está incluida si tienes la CityPASS o también la puedes reservar aquí por anticipado. En estos dos casos te saltarás las colas, algo muy importante si no quieres perder tiempo y aprovechar al máximo el día.
Aunque dispongas de la entrada tienes que ir antes a reservar la hora ya que sino, puedes quedarte sin plazas, sobre todo en horas tan concurridas como el atardecer, el momento que según nuestra experiencia, es uno de los mejores del día. Te recomendamos ir una hora antes del atardecer para ver el cambio de colores, la puesta de sol y Nueva York de noche.



4. Puente de Brooklyn
Cruzar al atardecer el Puente de Brooklyn mientras se encienden las luces de Manhattan es otra de las mejores cosas gratis que puedes hacer en Nueva York. Es el puente más fotogénico de la ciudad que une Manhattan con Brooklyn a lo largo de casi 2 kilómetros por encima de East River. Además desde aquí podrás hacer algunas de las mejores fotos de Nueva York, tanto mientras cruzas el puente, como después, en Brooklyn Heights Promenade y el Empire Fulton Ferry Park, dos miradores muy increíbles desde donde hay muy buenas perspectivas del puente desde la parte de Brooklyn.
Una buena alternativa para ver los lugares mejor iluminados de Nueva York como el Puente de Brooklyn es reservar este tour de noche con guía en español.



5. Central Park
Relajarse, pasear, hacer un picnic o practicar deporte son sólo algunas de las muchas cosas que puedes hacer en Central Park, el mejor lugar para desconectar de la a veces estresante Nueva York. Central Park es el pulmón verde de Manhattan y es inmenso, lleno de lagos, miradores, estatuas y jardines, por lo que es recomendable tomarte tu tiempo para visitarlo o hacerlo en varias ocasiones. Te recomendamos visitarlo un domingo, que es cuando los neoyorquinos aprovechan para practicar deporte o hacer un picnic en familia. Otra buena opción es alquilar una bici para recorrer sus puntos principales y sentirte como un verdadero neoyorquino.



6. Museo de Historia Natural
Puede que no seamos demasiado objetivos en este punto, ya que tenemos que decir que el Museo de Historia Natural es nuestro museo favorito de Nueva York. Está considerado como uno de los mejores museos de ciencias del mundo y es que además de miles de animales de todo el mundo, también puedes ver una increíble colección de grandes meteoritos y minerales de todo tipo. Sus salas más famosas son la de las reproducciones de dinosaurios y la de la ballena azul. Te aseguramos que te dejarán sin palabras.



7. La Quinta Avenida
Esta es la calle más famosa de Nueva York. Cruza la ciudad de norte a sur y además es uno de los lugares que visitar en Nueva York más comerciales. La parte de la avenida mas turística es la situada entre Central Park y la Catedral de San Patricio, donde se encuentran las tiendas más exclusivas y famosas, entre las que destacan Tiffany & Co, conocida por la escena de “Desayuno con Diamantes” o la tienda de Apple. La mayoría de tiendas abren entre las 9 de la mañana y las 8 de la noche todos los días, aunque estén o no abiertas, 5th Avenue sigue siendo un imprescindible en Nueva York.
Una buena opción si es tu primera vez en la ciudad es reservar este tour con guía en español de un día para ver algunos de los lugares más interesantes de la ciudad conociendo su historia y curiosidades.



8. Catedral de San Patricio
La Catedral de San Patricio se encuentra justo enfrente de Rockefeller Center, al lado de la Quinta Avenida. Debe su nombre en honor al patrón de Irlanda y te aseguramos que merece la pena entrar, aunque su exterior sea lo más llamativo a primera vista. Desde la escultura de Atlas del Rockefeller Center podemos hacer otra de las mejores fotos de Nueva York, mostrando el contraste arquitectónico de la Catedral con los rascacielos que la rodean. El horario para visitarla es desde las 7 de la mañana hasta las 8 y media de la tarde.



9. Empire State Building
El Empire State Buiding es el rascacielos más famoso del mundo además de ser durante muchos años el edificio más alto del planeta y otro de los mejores miradores de Nueva York. ¿Aún no caes? Y si te decimos que era la ubicación de una de las escenas míticas de la historia del cine con King Kong subido al Empire State. El horario para subir al mirador es de 8 de la mañana a 2 de la madrugada, nosotros recomendamos subir un poco antes del atardecer para poder ver la ciudad iluminada después de la puesta de sol. La entrada está incluida en el CityPASS, aunque si no la tienes, puedes reservar aquí por anticipado y ahorrar tiempo saltándote las colas.



10. Barrio de Harlem, uno de los mejores lugares que visitar en Nueva York
Cruzando Central Park llegarás al barrio de Harlem, un barrio multicultural y musica y uno de los mejores lugares que visitar en Nueva York. Lleno de locales en los que escuchar buen jazz o música latina, también por la mañana podrás asistir a una misa Gospel en alguna de sus iglesias, una de las mejores cosas que hacer en Harlem. Este barrio con una gran comunidad afroamericana y con una historia un poco tumultuosa, a día de hoy es muy tranquilo y seguro y puedes pasear tranquilamente por él sin problema alguno.
Además de los paseos, siempre llenos de sorpresas, no puedes dejar de visitar clubs míticos como el Cotton Club o el Teatro Apollo además de degustar un buen brunch de la típica comida sureña.
Una buena y cómoda opción para asistir a una misa góspel y visitar el barrio de Harlem es reservar esta recomendada excursión con guía en español o coger esta oferta que incluye también el tour de contrastes, en las dos os recogerán en vuestro hotel.



11. Broadway
Broadway, con casi 33 kilómetros, es la calle más larga y más famosa junto a la Quina Avenida de Nueva York. La parte más conocida es la que atraviesa Times Square, donde se concentran la gran mayoría de teatros en los que muchos actores de Hollywood empezaron su carrera. Los musicales son su espectáculo estrella y una de las cosas que hay que reservar en Nueva York, sobre todo si quieres asegurarte un buen asiento y en muchas ocasiones, aprovechar buenas ofertas. Los más famosos son: El Rey León, El Fantasma de la Ópera, Blue Man Group, Cats, Wicked, Charlie y la fábrica de chocolate o Chicago, Anastasia, School of Rock, y Aladdin, que fue el que vimos nosotros y que nos dejó impresionados, por lo que no podemos hacer otra cosa que recomendarlo.



12. Edificio Flatiron
El Edificio Flatiron es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Nueva York. Situado al lado del Madison Square Park, su arquitectura no te dejará indiferente con su forma triangular y con un extremo de sólo 2 metros de ancho. Escenario también de escenas de películas como Spiderman o Armageddon, esta zona además es un buen sitio para comer ya que tienes justo al lado Eataly, un centro comercial italiano, lleno de productos y restaurantes de calidad.



13. Madison Square Garden
Ver un partido de los Knicks en el Madison Square Garden es otro de las cosas imprescindibles que ver en Nueva York. En este mítico estadio también juegan los New York Rangers de hockey sobre hielo, otra opción para venir si te gustan los deportes. Para tener buenos asientos lo mejor es reservar las entradas con tiempo, sobre todo en partidos con un buen rival. Únicamente por ver el espectáculo que se forma al principio y en los tiempos muertos ya merece la pena el dinero gastado y es que al final, aunque no seas gran aficionado a este deporte, la experiencia en general, te aseguramos que no la olvidarás. Además, con un poco de suerte siempre podrás ver algún actor o cantante famoso viendo el partido en las gradas principales.



14. Estatua de la Libertad
La Estatua de la Libertad es uno de los monumentos más conocidos del mundo y el más famoso de Nueva York y la encontrarás en la isla de la Libertad al sur de Manhattan. Las mejores vistas de la estatua son desde el río Hudson y una de las mejores perspectivas la tendrás desde el ferry gratuito a Staten Island o tomando uno de los muchos cruceros que recorren la zona.



15. High Line y Chelsea Market
Pasear por los dos kilómetros del High Line, un parque construido una vieja línea de ferrocarril elevada, es otra de las cosas que debes hacer en Nueva York. Hay varios puntos con buenas vistas de la ciudad y es muy agradable sentarse a hacer un picnic en alguna de sus zonas habilitadas para ello. Además puedes aprovechar la visita al High Line para acercarte a Chelsea Market, un precioso mercado cubierto con muy buenos restaurantes y tiendas con productos de calidad, donde además de comer puedes abastecerte de comida si te alojas en algún apartamento en Nueva York y necesitas cocinar. El mercado abre desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche.




16. Memorial y Museo del 11-S
El Memorial rinde homenaje a las víctimas de los atentados a las torres gemelas del World Trade Center. En el lugar que ocupaban las torres encontrarás dos grandes monumentos en el que se pueden ver inscritos los nombre de los fallecidos, además del árbol que sobrevivió a la caída de las torres y puedes ver en la plaza. En el Museo del 11S se pueden ver objetos de las víctimas, material que se recuperó de las torres, partes de los aviones, testimonios de supervivientes, entre otros muchos detalles y objetos, además de explicaciones.
Aunque entendemos que es un lugar sobrecogedor, creemos que es uno de los lugares imprescindibles que visitar en Nueva York.




17. Biblioteca Pública y Bryant Park
Bryant Park, es uno de los parques más bonitos de Nueva York y también uno de los más céntricos. En uno de los laterales se encuentra la Biblioteca Pública de Nueva York y, como no podía ser de otra forma, es merecedora una visita en silencio. Su bonito Astor Hall nos da la bienvenida con paredes, techos y escaleras de mármol blanco y la Rose Main Reading Room, la sala de lectura principal que ha salido en numerosas películas, rodeada de estanterías, mesas y sillas de roble, es uno de esos lugares que no puedes perderte y donde te quedarías horas y horas.




18. Wall Street
En la zona del distrito financiero de Nueva York se encuentra la calle Wall Street, una de las calles más turísticas y conocidas de la ciudad. Esta zona incluye el edificio de La Bolsa, la Reserva Federal y un poco más alejado el famoso toro de Wall Street o Charging Bull, el que dicen debes tocar para que te traiga buena suerte. Durante las horas del mediodía, los días laborables, podrás ver algunos brokers saliendo a toda prisa de los edificios para coger un perrito caliente y comérselo mientras charlan en pequeños grupos. Y es que hay que tener en cuenta que el dinero que allí se mueve da poco descanso…



19. Barrio de Queens
No es el barrio o distrito más visitado de Nueva York, pero sí que merece la pena dedicarle un tiempo. Es el más multicultural de la ciudad y en el que podremos observar a simple vista como los habitantes de cada zona del barrio son originarios de una zona diferente del mundo.
Queens además está lleno de buenos restaurante y tiendas de todas las nacionalidades, por lo que también, además de pasear, puede ser un destino perfecto en el que degustar buena gastronomía y hacer algunas compras. Algunas de las zonas que hay que visitar en Queens son el barrio de Jackson Heights, Forest Hills, Rockaway Beach, Flushing Meadows Corona Park, Jamaica y Astoria.
Si no te apetece llegar hasta aquí por tu cuenta, una de las mejores formas para hacerte una primera idea del barrio es contratar el Tour Contrastes de Nueva York, en el que una de las zonas que se visitan es Queens, además de otras como el Bronx.




20. Museo Metropolitano de Arte
El Museo Metropolitano de Arte es, sin lugar a dudas, uno de los museos que hay que visitar en Nueva York. Está considerado como uno de los museos más importantes del mundo y la zona Egipcia y Romana podemos decir que son imprescindibles. Se encuentra dentro de Central Park y, en los meses veraniegos puedes subir a la azotea donde hay un buen mirador en el que relajarse y disfrutar de unas vistas increíbles del parque y los alrededores.


miércoles, 1 de agosto de 2018

10 Lugares para Visitar en Turquia

Ecléctica, mística y bella: Turquía ha sido un lugar de encuentro de civilizaciones y cuenta con vastas regiones que preservan tesoros naturales. En trivago os descubrimos los 10 lugares más impresionantes que ver en Turquía que deslumbran a todo viajero/a.

1. Laguna Azul de Ölüdeniz

Ölüdeniz (mar muerto, en turco) es una pequeña ciudad ubicada en el distrito de Fethiye, provincia de Mugla. Su costa, bañada por el mar Egeo, es conocida por su Laguna Azul: una reserva natural con playas de agua cristalina y tonos de azul turquesa que recuerdan a las playas caribeñas.



2. Pamukkale

En la provincia de Denizli, se encuentra Pamukkale (castillo de algodón en turco), una sorprendente formación geológica producto de movimientos tectónicos que ocasionaron la aparición de numerosas fuentes de aguas termales. Junto con Hierápolis, la antigua ciudad helenística que se construyó en lo alto de este “castillo”, Pamukkale, está declarado Patrimonio de la Humanidad desde 1988. Sin duda un imprescindible si vas a visitar Turquía.



3. La playa de Kaputas

En el suroeste de Turquía, entre las ciudades de Kas y Kalkan, se encuentra la playa de Kaputas: un imán para los visitantes de la región por la belleza de sus aguas. No te pierdas la oportunidad de organizar algunas excursiones y actividades como kayak, rafting, rutas en barco y por la montaña.



4. Éfeso Izmir

Éfeso, nombre de una de las reinas de las amazonas, fue una importante ciudad portuaria, centro religioso, cultural y comercial. Actualmente se encuentran ruinas grecorromanas de la ciudad y restos paleocristianos y bizantinos. La ciudad fue famosa por el templo de Artemisa, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, y encontramos en ella la biblioteca de Celso, la puerta de Augusto o la tumba del apóstol Juan.




5. Aspendos

A unos 45 km al este de la ciudad actual de Antalya, se encuentra Aspendos: una ciudad grecorromana que no jugó ningún papel importante en la antigüedad como una fuerza política pero que sin embargo es famosa por tener uno de los teatros mejor conservados del mundo romano, el cual fue construido bajo el emperador Marco Aurelio por el arquitecto Zenón.



6. La Torre de la Doncella

Visitar Turquía no merece la pena sin parar al menos unos días en Estambul. La ciudad dividida por el Estrecho del Bósforo cuenta con un pequeño islote donde se construyó en el siglo XII una torre conocida por los turcos como Kiz Kulesi, Torre de la Doncella. Dos leyendas envuelven a este monumento: la primera cuenta que un emperador bizantino encerró a su hija en esta torre para protegerla, ya que una adivina había pronosticado que moriría por la picadura de una serpiente. La segunda, es una adaptación de una leyenda mítica que cuenta la relación entre Leandro y Hero. Por esta última, a la torre también se la conoce como la Torre de Leandro. Actualmente en su interior hay un restaurante que ofrece unas magníficas vistas de la ciudad.

7. Capadocia

La región de Capadocia (tierra de bellos caballos, en turco) es famosa por sus caprichosas formaciones geológicas, resultado de la acción de fuerzas naturales a través de los siglos. Dada su situación, se convirtió en el encuentro de rutas comerciales y también objeto de continuas invasiones. Por ello, los habitantes de la región construyeron ciudades enteras en el subsuelo donde refugiarse y subsistir durante muchos meses sin salir al exterior. Entre las construcciones se encuentran además de estas ciudades subterráneas, las cavernas, las chimeneas de hadas, los valles con increíbles vistas de estas formaciones y el Parque Nacional de Göreme. La región fue incluida en 1985 en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

8. Monte Nemrut

El Monte Nemrut es una montaña al sureste de Turquía, conocida por las estatuas pertenecientes a una tumba del siglo I a. C. que se encuentra en la cima. Las estatuas representan animales y diversos dioses griegos y persas y originariamente median entre 8 y 9 metros de altura. Estas estatuas se encontraban sentadas, ahora están en ruinas.

9. Monasterio de Sumela

El monasterio de Sumela es un monasterio griego ortodoxo situado a los pies de un acantilado frente al valle de Altındere a una altitud de aproximadamente 1200 metros. La leyenda cuenta que dos sacerdotes fundaron el monasterio en este lugar tras aparecérseles una imagen de la Virgen María en una cueva en la montaña. Es uno de los lugares más agrestes del país, pero sin duda un reto para que quieren visitar Turquía sin seguir las rutas tradicionales.

10. Palacio Ishak Pachá

El Palacio Ishak Pachá es un palacio parcialmente en ruinas del período otomano construido sobre una colina cerca de la frontera de Irán, lo que en el pasado le dio una gran importancia estratégica. El palacio no se encuadra en la arquitectura tradicional otomana, sino que presenta una mezcla de estilos y estaba equipado con lujos avanzados a su época como calefacción central, agua corriente y un sistema de alcantarillado.

10 lugares que visitar en Berlín imprescindibles

Berlín, una ciudad de grandes avenidas y edificios, con cierto toque clásico y que ha sido reconstruida totalmente después de la Segunda Guerra Mundial. Ciudad que ofrece mil caras, moderna, multicultural y lo mejor de todo, en la que es imposible aburrirse.
Hemos confeccionado una lista de los que creemos son los 10 lugares que visitar en Berlín imprescindibles, basándonos en los 4 días que pasamos en la ciudad. ¡Empezamos!

1. Puerta de Brandenburgo y la Unter den Linden
La Puerta de Brandenburgo es uno de los símbolos de Berlín, inaugurada en 1791, no es el típico arco del triunfo, sino una de las antiguas puertas de entrada a la ciudad. En la parte superior hay una cuadriga que representa la Diosa de la Victoria y ha sido espectadora privilegiada de muchos desfiles y hechos históricos de la ciudad. Te recomendamos visitarla de día y sobre todo de noche, cuando luce espectacular iluminada.

Está situada en la Pariser Platz, al final de la avenida Unter den Linden, la calle más importante de la ciudad. Este bulevar de 1,5 kilómetros va desde la Puerta de Brandenburgo hasta el puente del castillo (Schlossbrücke). En esta calle además se encuentran algunos de los edificios más importantes de Berlín, de los que nuestros favoritos son el edificio de la Nueva Guardia con su conmovedora escultura de su interior, y Bebelplatz donde hay un monumento en el suelo en recuerdo a la quema de miles de libros en esta plaza en tiempos de Hitler.



2. Muro de Berlín (East Side Gallery)
Una de las mejores cosas que ver y hacer en Berlín es recorrer y ver el arte plasmado en el Muro de Berlín, sobre todo la parte de East Side Gallery. Esta zona del muro de más de un kilómetro, está considerada como la galería de arte al aire libre más grande del mundo.
El muro se construyó después de la Segunda Guerra Mundial, en plena guerra fría y dividía la ciudad entre la zona oriental y occidental. Muchas personas murieron intentando pasar de lado, hasta que cayó en noviembre de 1989, un momento histórico que fue el inicio de la unificación de las dos Alemanias. No te pierdas varios grafitis como el del beso o la del coche saliendo del muro.
East Side Gallery se encuentra un poco lejos del centro, pero es de fácil acceso en metro.



3. Alexanderplatz
Alexanderplatz es una histórica plaza y uno de los lugares que visitar en Berlín imprescindibles. La plaza es enorme, pertenecía a la parte soviética y su edificio más destacado es la Torre de la Televisión, de 368 metros.
Puedes subir a la torre en ascensor para disfrutar de las mejores vistas panorámicas de Berlín o para comer en su restaurante giratorio.
Otros lugares de interés de esta plaza son la Fuente de la Amistad entre los Pueblos, la Galería Kaufhof y el Reloj de las Horas del Mundo, en el que puedes ver las horas de muchas ciudades del mundo. En la plaza también hay una gran estación de metro, trenes y tranvías, por lo que es fácil llegar desde cualquier punto de la ciudad. En los alrededores se encuentra la Iglesia Marienkirche y la Rotes Rathaus o Casa Roja, el ayuntamiento de la ciudad, entre otros muchos lugares de interés.




4. Museo de Pérgamo
El Museo de Pérgamo es el museo más famoso de Berlín y uno de los más importantes del mundo. Situado en la bonita Isla de los Museos, el edificio se construyó según la medida de las obras de arte que iba a albergar. Está formado por tres museos: el Museo del Antiguo Oriente Próximo, el Museo de Arte Islámico y la Colección de antigüedades clásicas.
Las principales obras son la reconstrucción de la Puerta de Istar de Babilonia, el Altar de Zeus de la ciudad de Pérgamo de más de 2.000 años, la puerta del mercado romano de Mileto, la Fachada de Mushatta y el salón de Alepo. Todas ellas de visita imprescindible.

Horario de visita: todos los días de 10:00 a 18:00h. Los jueves cierran a las 20:00h.
Entrada incluida en el Berlín Pass.



5. Catedral de Berlín, uno de los mejores lugares que visitar en Berlín
Berliner Dom o Catedral de Berlín es el templo religioso más importante de la ciudad, ubicado cerca del Río Spree y de la Isla de los Museos. Destaca por su cúpula de cobre de color verde y después de la visita, merece la pena acercarse para ver el altar, realizado en mármol blanco y a su impresionante órgano.
También puedes visitar la Cripta de los Hohenzollern, en la que descansan varios miembros de la familia imperial de los Hohenzollern. A nosotros, lo que más nos gustó de la catedral fue la subida a la cúpula desde donde pudimos disfrutar de las vistas de Berlín con el río Spree en primer plano.
Una opción romántica para terminar un día en Berlín es reservar este paseo en barco al anochecer por el río Spree o este que se realiza durante el día.

Horario de visita: todos los días de 9:00 a 20:00h. Domingos y festivos de 12:00 a 20:00h.
Entrada incluida en el Berlín Pass. Otra buena tarjeta para ahorrar dinero es la Berlín WelcomeCard que incluye transporte gratis.



6. Parque Tiergarten y el Reichstag
Tiergarten es el principal parque de Berlín, situado en el centro de la ciudad, donde podrás permitirte desconectar de la ciudad mientras paseas por sus zonas verdes. Es un parque enorme que se puede recorrer también en bicicleta y en el que destacan monumentos como el Monumento Nacional a Bismarck o la Columna de la Victoria, además de encontrar en un lateral el Reichstag donde se encuentra el Parlamento Alemán desde 1999 y fue destruido parcialmente durante la Segunda Guerra Mundial. Hay que hacer una reserva previa online con tiempo para poder visitarlo. La visita se hace con una audioguía en la que destaca desde la entrada a la controvertida cúpula de cristal de Norman Foster.



7. Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm y la Kurfürstendamm
La Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm no sería uno de los lugares que visitar en Berlín más destacados si se hubiera reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial. Parcialmente destruida por los bombardeos de las tropas aliadas, se conservó en ruinas para recordar los efectos de la guerra. Hay una parte moderna y una pequeña reconstrucción que permite poder visitarla.
La iglesia se encuentra en la avenida de Kurfürstendamm, junto a la Unter den Linden, dos de las avenidas más importantes de Berlín.
Después de la visita, siempre puedes aprovechar para pasear por ellas y disfrutar de las muchas tiendas de moda y centros comerciales, en el que destaca KaDeWe, el Harrods de Berlín, convirtiéndose en uno de los mejores lugares de la ciudad para ir de compras.



8. Monumento al Holocausto
Uno de los lugares más sobrecogedores que visitar en Berlín es el Monumento al Holocausto. Es un monumento en recuerdo a los judíos asesinados por el régimen nazi y está formado por una extensa zona cuadriculada de pasillos en la que se alzan bloques de hormigón de diferentes alturas. Hay un espacio subterráneo al lado del monumento en el que se ubica el centro de información, donde destaca una sala con los nombres y fechas de nacimiento y muerte de las víctimas del holocausto.
Recomendamos recorrerlo con respeto y silencio, no hace mucho tiempo salieron fotos en varios medios de comunicación de gente subida encima de los bloques o haciéndose fotos con poses poco apropiadas, teniendo en cuenta el lugar y su significado.



9. Checkpoint Charlie
Checkpoint Charlie fue el paso más famoso del Muro de Berlín durante la Guerra Fría que mantenían los americanos y los rusos. Solo se permitía el paso de un lado a otro a gente autorizada: militares, personal de embajadas… y en caso contrario, los guardias tenían orden de disparar a matar en los intentos de paso sin autorización.
En 1990 se desmanteló y en el año 2000 se convirtió en atracción turística al construir una reproducción del punto de control. Hay también una réplica del cartel con la frase: “Está abandonando el sector americano”.
Al lado puedes visitar el Museo del Muro del Checkpoint Charlie, con mucha información sobre la Guerra Fría y la construcción del Muro. Es curioso ver la colección de objetos, reproducciones, fotos y textos de los intentos de la gente de cruzar el muro.
Una buena alternativa para conocer esta etapa histórica de la ciudad es reservar el tour de Berlín durante la Guerra Fría, uno de los mejores tours de Berlín.




10. Museo Nuevo
El Neues Museum o Museo Nuevo está situado en un edificio espectacular de la Isla de los Museos y es uno de los más importantes de la ciudad, junto al de Pérgamo. La joya del museo es el busto de la reina egipcia Nefertiti de 3300 años, descubierta por el explorador alemán Ludwig Borchardt. También destacan las colecciones del Antiguo Egipto y de la Prehistoria e Historia.


jueves, 26 de julio de 2018

Las mejores playas de Sudamérica

Viajar es uno de los mejores placeres que la vida nos ofrece, al hacerlo, tenemos la oportunidad de conocer lugares increíbles, entrar en contacto con culturas distintas y conocer nuevas personas; es la forma perfecta de recargar energía y dejar de lado la rutina.

Existen incontables destinos turísticos alrededor del mundo,  pero sin duda, las playas siempre serán los sitios favoritos para vacacionar; nada puede igualar el efecto tranquilizador que el mar ejerce sobre nuestro organismo: pisar la suave arena, escuchar el sonido de las olas que vienen y van, sentir los rayos del sol atravesar nuestra piel...el mar es fuente de vida. 

Sudamérica esconde algunas de las playas más espectaculares del planeta, y este año, el sitio de viajes Tripadvisor hizo un recuento de las 10 mejores playas del sur del continente, que si tienes oportunidad, no puedes dejar de visitar.

Baia do Sancho, Brasil

Ubicada en Brasil, en el archipiélago Fernando de Noronha, ha sido elegida por TripAdvisor como una de las mejores playas del mundo por segundo año consecutivo.

Baía do Sancho, es un paraíso de aguas turquesas y es una de las playas más bellas de este país. Está cubierta por vegetación, cuenta con arena blanca y el mar es una combinación de turquesa con esmeralda. Cualquier época del año es buena para visitar esta playa.




Cayo de agua, Venezuela

Es el nombre de una isla del este del mar Caribe que geográficamente pertenece al Archipiélago Los Roques

Cayo de Agua es popular dentro del archipiélago gracias a la belleza de sus arenas blancas y playas solitarias, las aves que se pueden encontrar en sus alrededores y por el hecho de que forma con otros cayos vecinos un pequeña piscina natural, allí también se encuentran pozos de agua dulce, una de las actividades más practicadas es el buceo.



Playa Lopes Mendes, Brasil

Está ubicada en Ilha Grande, frente a la costa del estado del Río de Janeiro y es conocida como El caribe brasileño. Su playa mide aproximadamente 3 km y se caracteriza por sus finas y blancas arenas, además de sus aguas transparentes. Es una de las mejores para practicar surf debido sus grandes olas. La mejor época para ir es de diciembre a marzo.


Praia dos Carneiros, Brasil

Con sus arenas blancas y aguas turquesas, se encuentra a 50 km del centro de Porto de Galinhas, en el municipio vecino de Tamandaré, Estado de Pernambuco.

Tiene 6 kilómetros de costa, en la que predominan cientos de palmeras. Es un punto de encuentro entre el mar y el río; formando manglares entre los ríos Formoso y Arinkindá.

Entre otras cosas, en Praia dos Carneiros puedes tomar baños de arcilla o dar un paseo en Catamarán, cualquier época del año es ideal para visitarla.



Playa Forno, Brasil

Se encuentra en Arraial do Cabo. Su nombre surge por la formación geológica que la rodea, una especie de cerro la cubre del viento y el agua es templada. La arena blanca de sus playas hace que el mar se aclare al punto de ofrecer paisajes paradisíacos propios del caribe. Está ubicada en el norte del estado de Río de Janeiro, a 140 kilómetros de la ciudad brasileña, en la llamada región de los lagos. La mejor época para ir es de abril a noviembre.



Bahía dos Golfinhos, Brasil

Baía dos Golfinhos, también llamada Praia do Curral o, simplemente, Dolphins Beach (Playa de los Delfines), es una playa semidesértica con acantilados y vegetación tropical, todo ello combinado en perfecta armonía.

Está ubicada en la isla Fernando do Noronha, y es hogar de delfines “giradores” o “acróbatas”, en las mañanas puedes tomar un bote, observarlos y nadar con ellos, también puedes ver tortugas marinas. 
Esta playa es apta para nadar ya que las olas son pequeñas, la única manera de llegar es a pie desde la playa del centro de Pipa.



Playa Grumari, Brasil


Está ubicada al oeste de la franja costera del Parque Grumari en el Estado de Río de Janeiro.
Es una reserva natural y está lejos de todo, a muchos kilómetros de las playas más populares. Rodeada de acantilados, colinas con vegetación y bancos de arena, la playa es un paraíso para los amantes de la naturaleza y sobre todo para los surfistas. Su mar con aguas limpias y claras ofrece grandes olas. Con 1 km de largo, el nudismo se practica sólo en los 300 metros finales. La mejor época del año para ir es de diciembre a marzo.



Playa galápagos en Tortuga Bay, Ecuador

Está situada en la isla de Santa Cruz en Los Galápagos, Ecuador.

La playa está perfectamente preservada, hay fauna salvaje como iguanas y cangrejos. Podrás descansar bajo los manglares, nadar o buscar a las tortugas, peces y tiburones de aleta blanca. Es el lugar indicado para remar en kayac.



Playa Anakena, Chile

Se ubica en la Isla de Pascua en Chile. Un lugar de arenas blancas coralíferas, se caracteriza por sus tibias aguas color turquesa de especial transparencia y muy limpias, ideal para quienes quieran realizar snorkel y poder así encontrarse con una gran cantidad de coloridos peces.
En el mismo sector de la playa Anakena, se encuentran dos plataformas ceremoniales con Moai (estatua de piedra monolítica), la primera llamada Ahu Ature Huki, y la otra Ahu Nau-Nau, ambas fueron restauradas, en 1954 y 1989, respectivamente.