martes, 17 de julio de 2018

Requisitos para viajar a Cuba

Si está interesado en viajar a Cuba con el propósito de un viaje de placer o recreo usted debe conocer que:

PARA INGRESAR A CUBA NECESITA

1.-Pasaporte

Los extranjeros para entrar al territorio de Cuba o salir del mismo, deberán poseer un pasaporte vigente o documento equivalente expedido a su nombre.

El pasaporte o documento de viaje (equivalente) debe estar válido y poseer una vigencia mínima de seis (6) meses desde la fecha de entrada a Cuba.




2.- Boleto (billete de viaje)

Boleto de avión (o billete electrónico) donde conste su regreso al país de residencia u otro.



3.- Visa o Tarjeta de Turista (Visa A-1)

Aplica para ciudadanos extranjeros que su propósito sea visitar Cuba en viajes de placer o recreo,  salvo los ciudadanos de un país que a virtud de convenio suscrito por Cuba, estuvieran exentos de cumplir este requisito.

La visa o tarjeta de turista, es un documento personal e intransferible, que contiene los datos generales del turista que arriba a Cuba, incluyendo a los menores de edad, y debe ser llenada por cada pasajero.

La visa o tarjeta de turista es válida para una sola entrada al territorio de Cuba, en un viaje de 30 días prolongables por 30 días más, ante las autoridades de Migración en Cuba (Dirección de Inmigración y Extranjería) o en las oficinas habilitadas para dicho efecto en los principales hoteles de Cuba

La tarjeta turística se puede prorrogar previo pago del seguro médico correspondiente a los días por los cuales se pretende extender la estancia.

La visa la podrá adquirir directamente en la Sección Consular de la Embajada de Cuba en Argentina (o consulado del país en donde resida), o en la Agencia de Viaje donde adquiera su boleto de viaje, o en los mostradores del Aeropuerto; presentado su pasaporte vigente y clave de confirmación.



4.- Póliza de Seguro médico

La autoridad cubana podrá solicitarle a los turistas que viajen a Cuba un seguro médico reconocido en la Isla. Así lo establecieron las autoridades del gobierno cubano en el año 2010. Desde esa fecha se exige que absolutamente todas las personas que viajen a esa nación  lleven consigo un seguro médico internacional, sin importar de qué nacionalidad sea el pasajero.

Incluso los cubanos residentes en otras naciones deben presentar su asistencia en viaje al arribar al país (Nosotros en  EstasPorViajar.com podemos ayudarte!) . Pero este plan no puede ser cualquiera, debe tener las siguientes especificaciones:

  • Cobertura de asistencia médica por un mínimo de 30.000 dólares para tratar enfermedades repentinas y accidentes.
  • Cobertura de 5.000 dólares por concepto de asistencia legal.
  • Cobertura de 10.000 dólares para el servicio de repatriación sanitaria, administrativa y funeraria.
  • Así como que el seguro médico internacional sea gestionado por una aseguradora reconocida por el gobierno cubano.


5.- Declaración de aduana

Los pasajeros cuando traen además de sus efectos personales, artículos para importar a Cuba deben llenar la Declaración de Aduanas, brindando toda la información que en la misma se le solicita.

Si usted ingresa una cantidad superior a $5000,00 USD o su equivalente en otras monedas, debe declararlo en la Declaración de Aduanas.

lunes, 16 de julio de 2018

Los mejores museos de Europa




2018 es el Año Europeo del Patrimonio Cultural. Les proponemos una selección de las mejores pinacotecas de Europa. Ciudades como Londres, París, Madrid, Ámsterdam o San Petersburgo ofrecen una gran oferta cultural que se traduce en grandes museos de pintura como la National Gallery, el Louvre, el Prado, el Museo Van Gogh o el Hermitage. Coge paleta y pincel, que nos vamos de viaje en busca de los mejores lienzos expuestos en el Viejo Continente. ¿Nos acompañas?

Museos del Prado y Reina Sofía (Madrid)

La oferta cultura de la capital española es inmensa. Uno de los mayores tesoros artísticos de Madrid es el Museo del Prado, una de las pinacotecas más importantes del mundo. Su colección permanente alberga obras maestras de la Historia del Arte como “Las Meninas” de Diego Velázquez, “Los fusilamientos del 2 de mayo” de Francisco de Goya o “El jardín de las delicias” del Bosco. Artistas como El Greco, Ribera, Murillo, Zurbarán, Rubens, Tiziano y muchos otros más completan una muestra única.



“Guernica” de Pablo Ruiz Picasso, en el Museo Reina Sofía de Madrid

Muy cerca del Museo del Prado se encuentra otro lugar imprescindible para los amantes de la cultura: el Museo Reina Sofía. Especializada en arte contemporáneo, su principal obra es el “Guernica” de Pablo Picasso.

Con esta visita guiada por el Museo del Prado y el Museo Reina Sofía conoceréis en un mismo día dos de los principales colosos madrileños del arte.

Museo del Louvre (París)

Cuando la pintó en pleno Renacimiento, Leonardo Da Vinci no sabía que su obra “La Gioconda” o “Mona Lisa” llegaría a tener la repercusión que actualmente ostenta. Este lienzo se ha convertido en el cuadro más famoso del Museo del Louvre. Sin embargo, su exposición va mucho más allá de la obra del genio toscano, pues también alberga los trabajos de otros genios de la pintura como Delacroix.


“La Gioconda” de Leonardo Da Vinci, en el Museo del Louvre de París

Además de pintura, el Louvre también acoge una destacada colección de piezas arqueológicas pertenecientes al Egipto faraónico, Mesopotamia, la Grecia Clásica o la Roma de los Césares.

La visita guiada en español por el Museo del Louvre os permitirá descubrir las piezas más importantes de sus principales salas.

National Gallery (Londres)
La capital británica también puede presumir de tener una de las pinacotecas más prestigiosas del mundo. En sus salas de arte italiano encontraras obras de Miguel Ángel, Botticelli o el mismísimo Da Vinci, como “La virgen de las rocas”. También merece la pena visitar sus salas de arte español, cuyo lienzo más relevante es “La venus del espejo”, de Velázquez. Turner, Cézanne, Monet, Manet o Van Gogh completan asimismo una colección imprescindible para los amantes de la pintura.

National Gallery de Londres, situada en Trafalgar Square

Si deseáis conocer la historia que se esconde tras los lienzos de la principal pinacoteca inglesa, esta visita guiada por la National Gallery de Londres es perfecta para una primera aproximación al museo.

Museo Hermitage (Rusia)
Este verano muchos turistas viajarán hasta el Mundial de Rusia para presenciar los distintos encuentros de fútbol. Si tenes la suerte de visitar la bella ciudad de San Petersburgo, les recomendamos que no dejen pasar la oportunidad de conocer el Museo Hermitage. Su colección de pintura española, flamenca, italiana, francesa y, por supuesto, rusa, los dejará sin palabras.


Exposición de pintura del Museo Hermitage de San Petersburgo


Más allá de sus cuadros, el Museo Hermitage también destaca por sus piezas arqueológicas y sus objetos decorativos: ¡Hay miles de ellos!

Un guía de habla española os mostrará de forma amena los piezas más destacadas de la colección permanente con esta visita guiada por el Museo Hermitage.

Museo Van Gogh (Ámsterdam)
Los Países Bajos siempre han sido una tierra prolífica en artistas. Uno de sus principales pintores es sin duda Vincent Van Gogh. Si estas planeando unas vacaciones o una escapada a Ámsterdam no podés perderte el Museo Van Gogh. Seguro que lo haz visto en innumerables ocasiones reproducciones en postales o camisetas de “Los girasoles” o “El dormitorio en Arles”. Sin embargo, no hay nada como poder ver de cerca el original de estas obras. Además de los trabajos de Van Gogh, en el museo también pueden admirar los lienzos de otros destacados pintores contemporáneos como Manet, Monet, Gauguin o Toulouse-Lautrec.


“Autorretrato”, en el Museo Van Gogh de Ámsterdam

Fuente: Civiatis

viernes, 1 de junio de 2018

Work and Holiday Nueva Zelanda

El Programa de Work and Holiday de Nueva Zelanda le brinda a los jóvenes argentinos, uruguayos y de otros paises la oportunidad de conocer la cultura de Nueva Zelanda. Este Programa permite a los jóvenes emplearse en trabajos temporarios mientras recorren el país para pasar sus vacaciones.




Si estás interesado, existen cupos anuales de Visas Working Holiday para Nueva Zelanda para ciudadanos de diferentes paises:

  • Argentina – 1000 visas – Edad máxima: 35 años
  • Brasil – 300 visas – Edad máxima: 30 años
  • Chile – 1000 visas – Edad máxima: 35 años
  • España – 200 visas – Edad máxima: 30 años
  • México – 200 visas – Edad máxima: 30 años
  • Perú – 100 visas – Edad máxima: 30 años
  • Uruguay – 200 visas – Edad máxima: 35 años
  • Aplicando con pasaporte italiano – Visas ilimitadas – Edad Máxima: 30 años

Las Visas Work and Holiday para Nueva Zelanda son otorgadas de manera online por “orden de llegada”. Esto significa que recibirás la visa a medida que los postulantes completen el formulario en la página de migraciones y realicen el pago de la visa con tarjeta de crédito. Puedes solicitar la Visa Work and Holiday para Nueva Zelanda si tienes entre 18 y 35 años.

Una vez que ingreses a Nueva Zelanda, la visa tiene una vigencia de 12 meses corridos. Puedes trabajar durante la estadía en Nueva Zelanda en uno o varios empleos temporarios.
Con tu Visa Work and Holiday también puedes realizar cursos que no superen los 6 meses de duración. En caso de que sean más largos, tendrás que solicitar una Visa de Estudiante.

Es importante destacar que la Visa Work and Holiday de Nueva Zelanda es completamente diferente a la gestión de una Visa de Trabajo o de Residencia. Una vez pagada la Visa te exigirán presentar un Certificado de Rayos X. Junto con el certificado debes adjuntar un formulario llamado "Temporary Entry Xray Form". Es necesario que envíes directamente tu certificado a Immigration New Zealand y no a la embajada de Nueva Zelanda en tu país de origen.

No necesitas contar con una oferta laboral para poder viajar y no podrás entrar a Nueva Zelanda con niños si tienes la Visa Work and Holiday. Por último, lo más importante del viaje es que cuentes con un Seguro Médico de viaje que incluya hospitalización y cobertura médica por 12 meses corridos desde la fecha de ingreso a Nueva Zelanda. Es un requisito obligatorio.



¿Te interesa trabajar mientras conoces Nueva Zelanda? Si es así, puedes cotizar en EstasPorViajar.com tu Seguro de Viaje y aprovechar nuestras promociones.

jueves, 31 de mayo de 2018

Patrimonio cultural: 12 sitios que deberías visitar antes de que desaparezcan

Visitar los lugares más recónditos e inesperados del mundo hace aflorar el espíritu aventurero que está oculto en nuestro interior. Nos impregnamos de la historia, la cultura y las tradiciones de las pueblos que visitamos muchas veces a través de sus bellos edificios. Pero algunos de los parajes históricos más fascinantes del mundo están en riesgo de desaparición.
Durante los próximos años, la supervivencia de estas joyas arquitectónicas estará en el centro del huracán, intentando resistir al tiempo para que los viajeros puedan seguir contemplando estas increíbles maravillas que deberían ser preservadas y protegidas de la destrucción.
Coincidiendo con el Año Europeo del Patrimonio Cultural, Europa Nostra, la principal organización de patrimonio en Europa, y el Instituto del Banco Europeo de Inversiones (BEI) hicieron hecho pública la lista previa de los 12 monumentos patrimoniales europeos que corren más peligro de desaparecer en 2018 y que, además, se concentran en diez países.

Austria

El centro histórico de Viena se encuentra rodeado de grandes edificios y amplias avenidas, que además, alberga una gran variedad de jardines y monumentos arquitectónicos, principalmente palacios barrocos, así como el conjunto de la Ringstrasse, que data de fines del siglo XIX, y es uno de los grandes atractivos de la ciudad. Se trata de una calle de cinco kilómetros en los que se encuentran edificios tan importantes como: la Ópera Nacional, el Parlamento, la Bolsa o la iglesia Votiba.

En pleno centro. La St. Stephen's Cathedral en Viena, es una de las que está siendo tratada con este material.

Ahora, el proyecto de construcción de varios rascacielos amenaza con romper el encanto de una de las ciudades más emblemáticas de Europa, pues modificaría por completo el paisaje arquitectónico y monumental del centro.



Albania

El centro de la ciudad de Gjirokastra es uno de los pocos ejemplos de ciudad otomana que se conserva en buen estado. La localidad se edificó en torno a la antigua ciudadela del siglo XIII, y su arquitectura se caracteriza su casas torretas denominadas en turco kullë (“torre”). Algunos edificios están en grave riesgo de desmoronamiento, otras torres fueron modificadas, y además, el proyecto de construcción de una ruta alterará la estructura y la óptica del parte antigua.



Las consecuencias de la guerra de los Balcanes ocasionaron graves secuelas en las iglesias de la época posbizantina que se encuentran en las localidades de Voskopoja y Vithkuqi.

El conjunto de 12 iglesias, ícono del arte eclesiástico de los siglos XVII-XVIII en los Balcanes, se está viendo perjudicada por la reducción del clero y la despoblación en el sur del país, lo que implica que la mayoría de las iglesias permanezcan sin usar durante la mayor parte del año. Se encuentran sin protección y en completo abandono, y el agua y la humedad representan una seria amenaza para las pinturas murales de su interior.




Reino Unido

La fábrica de hielo más antigua de Inglaterra, la Grimsby Ice Factory, fue construida en el año 1900, en el corazón del puerto de Liverpool, para satisfacer la creciente demanda de hielo a los comerciantes y barcos de pesca del que fuera el puerto marítimo más grande del mundo.

La fábrica llegó a producir 1.200 toneladas de hielo por día, pero cerró en 1990 debido a la disminución de la demanda. El edificio de ladrillo rojo de la era in industrial victoriana conserva, en su interior, equipos de fabricación de hielo centenarios muy interesantes.



Ahora, tiene un futuro incierto debido a que no hay un apoyo económico suficiente para que vuelva a la actividad, y muchos de los edificios históricos de la zona han sido demolidos. Además, el techo está severamente dañado y permite que se cuele agua en el interior, a parte, mucha de su preciada maquinaria ya ha sido robada.



Bélgica

La lista tampoco se olvida de una de las pocas plantas de preparación de carbón del mundo que sigue en pie. La fábrica ubicada en la localidad belga de Beringen, es el símbolo del desarrollo industrial de principios del siglo XX. Con el descubrimiento del carbón en el subsuelo, la localidad se convirtió en una de las mayores fabricantes y exportadoras de carbón del mundo. El complejo tuvo una capacidad diaria de 7.500 toneladas.



En 1989, cuando la mina se cerró, este edificio estaba a punto de derribarse, pero se consiguió preservar incluyéndola en el Museo de la Minería de Beringen, donde el visitante puede recorrer cada rincón y conocer la historia de la mina de carbón. Es el mayor exponente de la historia y evolución de la tecnología de lavado y tamizado de carbón de casi medio siglo.

Actualmente la empresa que compró la fábrica tiene planeada su demolición.



Rumania

El casino de Constanta es un fiel reflejo del deterioro del país durante el siglo XX. Daniel Renard, el arquitecto suizo rumano que diseño este edificio, optó por una expresión lujosa del modernismo para reflejar la modernización del país durante el reinado de Carol I.

Encaramado en un acantilado con vistas al mar Negro, resultó ser una gran atracción para la realeza y la élite de Europa, sobre todo, para los que frecuentaban la Riviera francesa. Pero el mantenimiento era exageradamente costoso y el edificio se cerró en 1990.



La construcción, en el Boulevard de Elisabeta, tiene unas preciosas vistas al mar Negro que es, además, su mayor peligro, pues está sufriendo las consecuencias del impacto de la naturaleza, principalmente la corrosión y la oxidación por efecto del mar, además, el viento ha roto la mayoría de las ventanas. De momento, el Gobierno sigue sin conseguir los fondos para su restauración.



Bulgaria

La que fuera la casa-monumento del Partido Comunista búlgaro sufre una gran degradación vista a ojos de cualquiera. El monumento de Buzludzha es una de las mayores joyas arquitectónicas comunista. Un edificio colosal con una torre 70 metros de altura y con forma de platillo, su sala de ceremonias tiene un diámetro de 42 metros y una altura de 14,5 metros, y estaba decorada con 550 metros cuadrados de mosaicos espectaculares.



Fue inaugurado en 1981 por el régimen comunista búlgaro para conmemorar el 90° aniversario del Congreso de Buzludzha, una reunión secreta que tuvo lugar en la cima de la que lleva el nombre del monumento.

El edificio sólo se utilizó durante los ocho años que el régimen comunista (1981-1989) estuvo en el poder. Una vez finalizado el periplo de gobierno, y con la llegada de la democracia, los nuevos partidos querían mostrarse lo más ajenos al pasado comunista y el extraño Buzludzha fue abandonado.



Empezó a ser víctima de robos y vandalismo, además de tener que soportar lluvia, viento y nieve que lo deterioran aún más. En el año 2011 fue devuelto al actual Partido Comunista Búlgaro que, por falta de medios y por la controversia, sigue sin hacer nada por conservarlo.



España

Con más de 20.000 años de antigüedad, el conjunto rupestre de la provincia de Cádiz está sufriendo las consecuencias causadas por el transcurso de los siglos.

Situado en el litoral gaditano, es el mayor símbolo del arte rupestre de España, son 300 cuevas y refugios que albergan el conjunto único de Arte Esquemático de la Península Ibérica, que va desde pinturas rupestres hasta grabados de animales y figuras humanas desde el Paleolítico Superior hasta la Edad de Hierro.

Gracias a los grabados realizados en el conjunto, este espacio se erige como un elemento crucial en el desarrollo de los seres humanos a través de pinturas y grabados, cuyo estilo y temática son únicos.

El conjunto sufre el deterioro de los procesos naturales en miles de años producidas por las inclemencias meteorológicas, además de los actos de vandalismo como grafitis y arañazos en las pinturas, pues hay poca inversión económica para su conservación.



Turquía

Turquía cuenta con un gran número de islas. En el archipiélago de Büyükada, uno de los nueve que forman parte de las Islas Príncipe, se encuentra el orfanato Griego de Büyükada.

Construido en 1899 por Alexandre Vallaury, famoso arquitecto de origen francés, tiene el honor de ser la construcción de madera más antigua de toda Europa y la segunda a nivel mundial, solo detrás del templo de Todaiji en Japón.

Rodeado por el mar de Mármara y situado en un terreno muy irregular, el edificio cuenta con un total de 23.000 metros cuadrados divididos en seis plantas con columnas de madera y techos con paneles con molduras decorativas.

La idea inicial era la de crear un hotel, pero la negativa del sultán Abdülhamid II de autorizar su apertura provocó que se donara al patriarcado ortodoxo para cobijar a niños sin recursos, y en 1903 empezó a funcionar como orfanato.

Con unas preciosas vistas hacia la ciudad de Estambul, la construcción empezó a deteriorarse justo en el momento en que dejó de funcionar en 1964. Desde ese momento, la falta de inversión y un incendio en 1980 están provocando que esté en grave peligro de desaparición.



Italia

En la bella región de la Toscana se ubica uno de los pocos ejemplos arquitectónicos de estilo neoarábe que quedan en Europa: el castillo de Sammezzano.

Este antiguo castillo medieval se transformó en un bello ejemplo de la moda orientalista de la mano de Marchese Ferdinando Panciatichi Ximenes d’Aragona, un arquitecto y político italiano, en el que se mezclan estilos gótico, hindú y árabe.

En el interior del edificio se contempla una gran cantidad de colores, dando vitalidad y rompiendo con los patrones arquitectónicos imperantes en aquella época. Con unos vitrales muy llamativos, cuenta con un techo y unas bóvedas únicas en el mundo.

El edificio albergan un total de 365 habitaciones, cada una de ellas diferente de las otras e inspiradas en los tonos de animales exóticos.

Durante la Segunda Guerra Mundial el castillo sufrió saqueos por parte de los soldados alemanes, y una vez finalizó el conflicto el edificio se convirtió en hotel de lujo. A causa del fracaso hotelero, en la década de 1990, el edificio cayó en desuso y, consiguientemente, su cuidado es inexistente, ventanas rotas, goteras, robos y vandalismo en una estructura ya gravemente deteriorada.



Georgia

El país fronterizo entre la Europa Oriental y Asia Occidental se ve inmerso en esta problemática pues dos de sus monumentos más emblemáticos están en peligro.

Al oeste del país, en la localidad minera de Chiatura,se encuentra la red de teleféricos de la localidad construidos durante la década de 1950. Los teleféricos conectaban -y aún hoy lo hacen- la ciudad con la montaña a través de un viaje a más de 6.000 metros de altitud.



La red también es denominada como el “teleférico de Stalin” dado que muchos expertos la catalogan como la gran última construcción del sanguinario dictador.

Situados en un valle montañoso, a orillas del río Qvirila, este método de transporte es víctima del paso del tiempo. Con la misma infraestructura instalada originalmente, existen alrededor de 17 teleféricos que permiten observar desde las alturas la bella ciudad y los verdosos bosques que la rodean.

Casi no se han renovado en la vida, y a pesar de la utilidad, pues son la mejor manera de moverse por la ciudad, debido a la falta de mantenimiento, muchos de los teleféricos de pasajeros se han deteriorado y se han cerrado. Tampoco hay un proyecto sólido para renovarlos.

22 monasterios y más de 5.000 cuevas y santuarios, este es el legado que se puede observar en el complejo monasterial de David Gareji en la meseta semidesértica de Iori. La combinación de arquitectura de rocas, murales medievales, arqueología prehistórica y campos paleontológicos hace que todo el conjunto sea una obra maestra de la cultura georgiana.

Enmarcados en un entorno inigualable, muchos son los visitantes que se acercan a contemplar la espectacular construcción y las pinturas murales que datan de los siglos VIII al XVIII.

El complejo se enfrenta la amenaza de un deterioro irreversible y su problema principal es la desintegración de las rocas por la intensa erosión. Las iglesias y otros espacios sufren daños estructurales extremos, y la llegada de turistas no ayuda.



Fuente: La Vanguardia

10 errores que pueden arruinarte el viaje

Más allá del entusiasmo y las ganas de viajar, es cierto que a veces, por razones ajenas, algunas cosas pueden salir mal: un vuelo demorado, un desperfecto del auto a medio camino, una descompostura el día en que hacemos la excursión soñada.

Pero también es cierto que hay muchas otras circunstancias que podemos (intentar) dominar a partir de cierta previsión o planificación. Algo que aplica tanto para una escapada de un fin de semana a la costa, cinco días a Bariloche, un viaje por trabajo a Bogotá o un recorrido de tres meses por Europa o el Sudeste asiático. Aquí, algunos de los errores más comunes que pueden arruinarte el viaje o hacerte pasar un mal momento.

1. Comprar pasajes, hoteles o paquetes sin comparar ni revisar comentarios. Hacer clic en el primer precio que te aparezca. A menos que tengas estudiado el panorama de tarifas para viajar a determinado lugar y sepas rápidamente si el primer precio que te apareció en pantalla es conveniente, lo mejor, siempre es comparar costos de pasajes o paquetes en distintas agencias de viajes o líneas aéreas y aprovechar los sitios online que comparan tarifas.

Esto mismo aplica para el que reserva un hotel sin revisar mínimamente los comentarios. Hay que aprovechar las ventajas tecnológicas.

Hoy, con los comentarios, las fotos, las experiencias personales colgadas en todos los rincones de la web permiten ajustar la búsqueda. Es cierto que ahora el problema es la sobreabundancia de información.

Esencial también para el alojamiento: verificar la ubicación y, en caso de estar alejado de los atractivos que pretendemos visitar, tomarse un tiempo para averiguar cómo movilizarse en transporte público o cuánto cuesta un taxi.

Y una cosa más: no siempre el precio más bajo debe regir la elección. Hay que evaluar quiénes viajan -no es lo mismo un grupo de amigos que una familia con un bebé-, tiempo de viaje, conexiones o gastos que puedan derivarse de la tarifa más económica.




2. No chequear la documentación. Al momento de planificar un viaje es importante verificar que la documentación que necesitamos esté en regla, sea un pasaporte, una visa o el mismo DNI. No son pocos los casos de las personas que llegan a Ezeiza y en el momento de hacer el check in se dan cuenta de que el pasaporte o la visa están vencidos. O se enteran que para su destino final es requisito de ingreso el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla (varios países del Caribe empiezan a solicitarlo, como Aruba que tomó esta medida a partir de marzo 2018).

En cuanto al tema del pasaporte, desde hace unos años, es más fácil de solucionar, ya que en Ezeiza y en Aeroparque ahora se puede tramitar en el momento ("Pasaporte al instante") en el stand del Ministerio del Interior. Cuesta 950 pesos -lo que cuesta usualmente el trámite del pasaporte- más 200 dólares de cargo por hacerlo en el momento.

Esta falta de control de los documentos se ve también en los viajes con chicos: algunos olvidan las renovaciones obligatorias del DNI (la primera, entre los 5 y los 8 años; la segunda, a los 14 años) para el caso de viajes en los que se puede utilizar este documento, como cabotaje o países limítrofes. O un documento que demuestre filiación, es decir, que son tus hijos. Cuando viajan con los dos padres al exterior, se requiere demostrar que son tus hijos con partida de nacimiento, libreta de casamiento o el DNI en el que figuran los datos de los progenitores.

Un consejo: si se viaja por la Argentina a zonas fronterizas, conviene llevar esta documentación... por si estás en las Cataratas y se te ocurre cruzar a Foz de Iguazú o estás en alguna localidad junto a la Cordillera y querés visitar Chile, por ejemplo.




3. No revisar el auto antes de salir de vacaciones. Luces, frenos, aceite, neumáticos. Antes de salir a la ruta es importante verificar que el auto esté en condiciones.

Lo mismo que planificar la ruta a seguir, especialmente en recorridos largos, y a zonas desconocidas. Tener claro si hay autopista o ruta doble mando, camino de ripio, estaciones de servicio disponibles, estados de la ruta, etc.



4. No contratar servicio de asistencia al viajero. No se trata de hacer propaganda a las empresas que ofrecen este servicio. En los viajes al exterior contar con esta cobertura es imprescindible y hasta obligatorio para ingresar en determinados países. Basta con saber que una consulta médica simple en Miami puede costar US$ 200 y una apendicitis en España, 15.000 euros para pensarlo un poco mejor. Antes de contratar el servicio, consultar con la tarjeta de crédito ya que muchos cuentan con la cobertura o pueden activarla, pero no lo saben.



5. Medicina del viajero. Se sabe: ciertas regiones tienen circulación de enfermedades que en Argentina, por el momento, no hay. Por eso, si uno viaja a determinados países o zonas en las que hay riesgo de contagio, es importante tomar precauciones, así como también es necesario tener el carnet de vacunas al día.

La realidad lo demuestra: los argentinos que se contagiaron la fiebre amarilla en Brasil había viajado sin la vacuna.

Quienes por determinadas razones no pueden vacunarse o tomar medicaciones preventivas (según el destino elegido), quizá deban rumbear para otros lados.


6. Viajar solo con la tarjeta de crédito. Es cierto que en Estados Unidos o Europa podés comprar hasta un paquete de chicles con la tarjeta, pero no en todos lados es así.

Es importante llevar algo de efectivo si uno viaja a sitios donde no se sabe si cuentan con tarjetas, como pequeñas localidades o zonas rurales. Y también algo de cambio para poder dar propinas o, por ejemplo, comprar artesanías en una feria. Consultar con gente que haya estado en el lugar cómo manejarse con el dinero.

En caso de necesitar cambiar dólares por moneda local... trate de evitar los aeropuertos. Suele ser la opción menos conveniente para el viajero.




7. Tomar agua de la canilla y comer en puestos de la calle. En algunos destinos, comer en la calle es parte de la cultura local y la comida es confiable. Incluso en muchos restaurantes europeos te ponen una jarra de agua de la canilla en la mesa.

Pero en muchos otros destinos hay que tener cuidado con lo que se consume. Para evitar descomposturas que nos dejen en la cama perdiendo días de viaje, evitar consumir agua que no sea embotellada, cubitos de hielo en la bebida, vegetales crudos o carnes/frutos de mar poco cocidos.




8. Llevar en el bolso de mano elementos prohibidos. Botellas de agua, cremas en frascos grandes, alicate, cortaplumas, hojita de afeitar o el cuchillo de asador que le vas a regalar a tu primo son elementos candidatos a quedarse en el aeropuerto. Las regulaciones varían de país en país: por ejemplo, si vas a Mendoza y comprás una botella de vino, podés volar a Buenos Aires con la botella en la mochila sin problema. Pero en vuelos a Estados Unidos, no podés subir ni la botellita de agua a medio tomar que compraste en el kiosco que está frente a la puerta de embarque. Es importante corroborar la política de equipaje de cada aerolínea y del país de destino para evitar perder cosas en el camino. En cuanto a los medicamentos, especialmente si se llevan en cantidad o son líquidos, conviene tener a mano la receta del médico que certifique su uso durante el viaje.



9. Llevar elementos valiosos en el equipaje a despachar. Guardar la billetera, la cámara de fotos, el celular o la computadora portátil en la valija a despachar es un problema para el viajero, que se candidatea gratuitamente a que le abran la valija. Con candado, cinta de embalaje o funda... la tentación para manos ajenas es grande. Mejor evitar guardar este tipo de artículos en el equipaje despachado.


10. Low cost: no tener idea de los gastos "extras". ¿Conseguiste un pasaje por 10 euros entre ciudades europeas? Ok, buenísimo, ahora fijate bien de qué aeropuerto salí y a cuál llegás, cuánto te cuesta el traslado a esas terminales aéreas y a qué hora tenés el vuelo. Si todo te cuadra, ahora prestá atención a lo siguiente. No se te ocurra llegar al aeropuerto sin tener el check in online, sin registrar el equipaje que vas a llevar vía web o sin imprimir el boarding pass. Todas estas cosas te sumarán euros al momento de embarcar... y la ganga ya no lo será tanto.

La lista puede seguir. No calcular el tiempo necesario para llegar al aeropuerto (incluyendo si es hora pico o no, o de qué aeropuerto sale el vuelo... hay vuelos de cabotaje que salen de Ezeiza y sin embargo muchos van directamente a Aeroparque por no detenerse a mirar un minuto la reserva. O hacer reservas de conexiones en otros aeropuertos con muy poco tiempo: a veces no da ni para bajar del avión, cambiar de terminal y llegar a la puerta de embarque y ni qué hablar si hay que hacer migraciones o retirar la valija y volver a despachar. Tampoco es de "buen viajero" eso de meter de todo en la valija "por las dudas": hay que pensar bien qué se va a usar, mirar la temperatura los días previos y organizarse. Es una pena pagar exceso de equipaje por viajar con cosas innecesarias. O no tener lugar para las cosas que quisiéramos comprar. Y si sos de los graciosos que cuentan chistes todo el tiempo, olvidate de bromear frente a los agentes de Migraciones. Limitate a contestar las preguntas que te hagan.



Fuente: Clarin