jueves, 15 de diciembre de 2011

París, cuatro consejos para no perderte nada


Pasear por los bulevares del barrio del distrito 5, dar un paseo a la luz de la luna a lo largo del Sena… París es sin duda una de las ciudades más románticas del mundo. Tomar un aperitivo bajo la torre Eiffel, descubrir los tesoros que esconde el Louvre o simplemente sentarse en el típico café parisino en el barrio de Montmartre, entre otros, son pequeños placeres de los que podemos disfrutar estando en la capital francesa.
Si tienes en mente realizar una escapada, aunque sea de fin de semana, una de las mejores opciones para poder disfrutar de tu viaje sería situarte en alguno de los apartamentos en París, de modo que puedas integrarte con la ciudad y toda su gente.
Me gustaría daros algunos consejos sobre qué sitios no debéis perderos durante vuestra estancia en la capital, para mi son lugares fantásticos que uno sin duda tiene que ver.
Naturalmente, ninguna guía de París no estaría completa sin mencionar la espectacular Torre Eiffel. Esta construcción férrea de 325 metros de altura no es sólo el icono de la ciudad y del propio país, también es un lugar impresionante, que ofrece unas vistas panorámicas y sublimes sobre toda la ciudad.
Por otra parte, si eres de aquellos que buscan un soplo de aire fresco y distanciarse un poco del ajetreo y el bullicio de la ciudad, París dispone de numerosos parques y zonas verdes, ideales para relajarse en cualquier época del año. El Jardín de Luxemburgo, situado en el distrito 6 alcanza su apogeo en el otoño, si te encuentras allí durante esa estación, verás que alcanza una belleza sin igual.
Justo en las afueras de la ciudad, se puede visitar el ostentoso Palacio de Versalles de Luis XIV. Disfruta de la galería de espejos, recientemente restaurada, y de los inmensos jardines, coloridos y llenos de vida.
Para terminar, si buscas un poco de lujo y elegancia, te recomiendo dar un paseo por los Campos Elíseos. Si más tarde tienes hambre, déjate caer por La Durée, un refinado refugio de finales del siglo XIX, donde es absolutamente necesario probar los macarrones, especialidad de la casa, que viene en todos los colores del arco iris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este Blog permite su opinión tal cual le parezca conveniente. Tenga en cuenta por favor que toda opinión, sea hacia una empresa o particular, debe ser dirigida con respeto.