martes, 10 de enero de 2012

¿Como evitar el mal de altura?

¿Estás por viajar a un destino donde la altura podría provocarte apunamiento o mal de montaña? ¿No sabes de qué se trata y deseas averiguarlo? El mal de altura, también llamado soroche, puede prevenirse o pueden tomarse medidas para atenuarlo. Aprende en este artículo todo lo que necesitas saber para no contraer el mal de altura y las medidas en caso de ya haberlo contraído.
 


¿Qué es?


 
El mal de altura, mal de montaña o apunamiento es la respuesta del organismo ante una disminución de la presión del oxígeno causada por la altitud.
 
La reducción brusca del oxígeno sin la aclimatación adecuada provoca esta reacción del cuerpo.

Quienes están acostumbrados a la hipoxia, es decir, la menor cantidad de oxígeno por menor presión atmosférica, no tendrán inconveniente. Pero sí las personas que se exponen a más de 2500-3000 metros sobre el nivel del mar sin tomar las precauciones adecuadas y sin estar habituadas.

¿En qué sitios puedo contraerlo?


Puedes empezar a sentir algunos de los síntomas al llegar a una altitud de entre 2500 a 3000 metros sobre el nivel del mar. Aunque esto estará condicionado según la altura del sitio en el que vives y a la que estás acostumbrado. Algunos de estos lugares son los centros de esquí, por ejemplo.

A más de 5000 metros de altitud ya no existen viviendas de permanencia prolongada para el hombre.
 
Cada año, al menos siete personas mueren por haber alcanzado los 7000 metros de altura sobre el nivel del mar en destinos como Nepal o Los Andes. Pero a no asustarse, sólo a tomar las medidas adecuadas.
¿Cómo evitarlo?
  • Consultar a un médico antes de viajar.
  • Consumir más alimentos y agua de lo habitual.
  • No beber alcohol.
  • Consumir carbohidratos en pequeñas dosis, fácilmente digeribles. Las frutas, jaleas o alimentos con almidón son muy recomendables.
  • Evitar cualquier tipo de sobreesfuerzo, como caminatas en altura sin tomar los debidos descansos.
  • Abrígate antes de la posibilidad de pasar frío, no esperes a estar padeciéndolo.
  • Nunca pernoctes a 500 metros más de altura que la noche anterior.
  • Realiza tus ascensos de manera gradual. Es mejor pasar de dos a tres días a una altura determinada, en el principio de tu ascenso y luego dormir a una altura inferior.
¿Qué síntomas provoca?
  • Mareos, a veces muy leves.
  • Dolores de cabeza que se calman con analgésicos.
  • Fatiga inusual.
  • Náuseas.
  • Falta de apetito.
  • Hinchazón de manos, pies y cara por retención de líquidos.
  • Dificultad para respirar.
  • Tos.
  • Sensación de vértigo.
  • Insomnio.
¿Qué hacer en caso de sufrirlo?

 
  • Consultar a un médico
  • Rehidratarse.
  • Hacer reposo de 24 a 48 horas en caso de síntomas tenues.
  • Descender al menos 400 metros. 
  • Medicación, que puede consistir en analgésicos u otra recetada por el médico. También se recomienda utilizar hojas o té de coca en algunos sitios.
  • Consumir alimentos ricos en azúcares.
  • ¿Quiénes deberían evitar las grandes alturas?
  • Personas con enfermedades cardíacas.
  • Quienes tengan problemas respiratorios o padecimientos pulmonares crónicos.
  • Los que sufran anemia.
  • Personas con trastornos de coagulación de la sangre que no reciban tratamiento.

¡A no temer: sólo sigue estos consejos y disfruta de tu viaje!

Fuente: www.viajeros.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este Blog permite su opinión tal cual le parezca conveniente. Tenga en cuenta por favor que toda opinión, sea hacia una empresa o particular, debe ser dirigida con respeto.