miércoles, 18 de julio de 2012

¡Cuidado, tu equipaje te delata!


Tras diez años de intenso trabajo, la prestigiosa universidad de Connecticut acaba de publicar un sesudo estudio que demuestra la relación entre el tipo de maleta y la personalidad de su propietario.

¿Cuál es tu tipo de maleta?


Modelo Etiquetas Rancias
Eres más antiguo que los teléfonos de pared. Tu frase favorita es “Donde esté una buena Combi Wolkswagen que se quite Easyjet”. Tu mayor chasco viajero: cuando por fin lograste ir a San Francisco te diste cuenta de que llegabas 40 años tarde.


Modelo Todo Conjuntado
Huele a pareja en viaje de novios a kilómetros. En muchos casos llevan aún la etiqueta de lista de bodas de El Corte Inglés. Normalmente es el único viaje que hacen todas las maletas juntas. Luego te das cuenta que ir tan conjuntado es una horterada, además a una se le rompió una rueda, el neceser se lo dejaste a tu prima Manolita y no te lo ha devuelto, etc.


Modelo Voy que Reviento
Viajero o viajera indecisa. Nunca sabes qué ponerte, ni eres capaz de decidir si hará frío o calor por más que hayas consultado 20 webs del tiempo. Sueles vaciar el armario en el último instante y una vez allí.. “Dios dirá”. Luego te das cuenta de que echaste cuatro sujetadores y ninguna braga. O que todos los calcetines eran de color blanco.


Modelo Bob Esponja
Niño o niña de padres separados, que además viven en ciudades distintas y lejanas. Los fines de semana te montas en el Ryanair de turno con más soltura que un ministro de Asuntos Exteriores, saludas por su nombre a todas las azafatas y acumulas más millas en tu tarjeta Iberia Plus Kids que Kofi Annan.


Modelo Chino Todo a 1 Euro
Viajero roñoso o de escasos recursos. Nunca has visto cómo tratan las maletas los mozos del aeropuerto, o eres suficientemente ingenuo/a como para pensar que por los 35 euros que cuesta, el chino que la hizo en Sanghai la reforzó con kryptonita para aguantar la mala vida de la bodega de un Jumbo 747. Lo primero que se le rompen es el mango extensible; minutos después, las ruedas.


Modelo MacGyver
Eres fan de “El último superviviente”, te ves todos los documentales del canal National Geographic Wild, llevas siempre una navaja multiusos en el bolsillo (por si las moscas) y te pone más una tienda de campaña en el Orinoco que una suite en el Hilton. El contenido de tu mochila ensombrecería el catálogo de Coronel Tapiocca.


Modelo Pshyco
Viajero con severos trastornos de personalidad. Tendencia a resolver las disputas con tu compañero o compañera de viaje de manera violenta. Ojos vidriosos, mirada perdida, ademanes de ansiedad y sombrero a lo Freddy Krueger. Te sueles poner nervioso antes de pasar el arco de seguridad. Compañero de asiento poco recomendable.


Modelo Cartel de Medellín
Viajero novato; suele ser tu primer y último viaje a Europa, al menos en los siguientes 15 años y un día. Tienes tendencia a creer todo lo que te dicen, incluido que los escáneres del aeropuerto de Barajas están estropeados.


Modelo Louis Vuitton de Verdad
No eres ni funcionario, ni minero ni periodista. La crisis no te afecta y la palabra rescate te suena al titulo de una peli de Indiana Jones. Un poco ingenua/ingenuo porque al final todos pensaran que es de imitación. ¿Quién va a ir por el mundo con una maleta de 1.500 euros?


Modelo Maleta-Patinete
Snob hasta decir basta y gadgetodependiente. Eres de los/las que hacen cola en las tiendas de Apple para ser el primero en conseguir la nueva tablet y tu Iphone suele estar petado de apps gratuitas. Te gusta vacilar de aparatitos y matarías por tener el último invento.


Modelo Samsonite
Conservador y práctico. No te calientas la cabeza, si dicen que estas son las mejores, pues ¡éstas! Viajero sobrio y regular, en el interior suele haber ropa perfectamente planchada y colocada y calcetines y calzoncillos en los compartimentos diseñados para calcetines y calzoncillos.


Modelo Arreglada y Nada Informal 
Mujer, mediana edad, estilosa y megafashion. Nunca irías a un aeropuerto con chándal y zapatillas de tenis: antes muerta que sencilla. Capaz de hacer un vuelo de 12 horas en turista con traje de Prada y tacones de aguja y bajar sin una arruga. Gafas, bolso, complementos y cosméticos a juego y en colores de temporada. Solo viajas si las maleta la diseña Alexander Mcqueen.


Modelo George Clooney
Viajero profesional, ejecutivo/a agresivo/a y confiado/a. Pasas más tiempo en los aeropuertos que en tu casa. Te pirran las tarjetas de fidelidad, los cacahuetes de la sala VIP y la clase Business. Las colas te dan urticaria y miras a los turistas con desprecio. como si se hubieran colado en tu casa. Tu peli favorita: Up in the air.


Modelo A Por la Décima
Forofo empedernido, tu conversación favorita (y única) es el fútbol. Tu mujer te dejó en la última Eurocopa pero aún te has enterado porque seguiste viendo partidos en diferido en el Eurosport. Maleta poco aconsejable para el puente aéreo Madrid-Barcelona o para pasar unas vacaciones en la Costa Brava.


Modelo mochilero
Un clásico de toda la vida. Joven, con idiomas y un Erasmus en tu currículo, drogodependiente de tu smartphone y de las redes sociales. Practicas el couchsurfing, solo viajas en low cost, buscas hostales baratos con una apps gratuita, te descargas guías interactivas, vas siempre geolocalizado en twitter, frecuentas los fiestorros de la Full Moon Party y te conoces todos los garitos del Banana Pancake Trail. Ligas mogollón y vas de alternativo aunque tienes un MBA y un par de tarjeta de crédito, por si las moscas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este Blog permite su opinión tal cual le parezca conveniente. Tenga en cuenta por favor que toda opinión, sea hacia una empresa o particular, debe ser dirigida con respeto.