martes, 14 de agosto de 2012

Hotel Boca Juniors: Una pasión 5 estrellas


Tiene el sentimiento de la azul y oro, pero también, como diría Joaquín Sabina, “un corazón tan cinco estrellas”. La mezcla de la pasión boquense con un diseño neo moderno, el primer hotel temático de futbol del mundo se emplazó en Tacuarí 243, en el barrio porteño de Montserrat , con una inversión de más de 25 millones de dólares.

Y aunque los “millonarios” del fútbol argentino siempre fueron otros, los dueños del hotel, del holding Design Suites y Solanas Vacation, apostaron a la pasión de multitudes. Buscaban el público para esta idea de hotelería futbolera, que había surgido de sus departamentos de marketing. El resultado: un hotel hipermoderno en vidrio y metal que salpica amarillo y azul a discreción, pero con sentimiento.

La costumización y el servicio están muy presentes en este edificio de 17 pisos construido por el reconocido arquitecto uruguayo Carlos Ott. El nombre de los tragos, el menú “de cancha”, el video con el que el Rolando El Flaco Schiavi recibe a los huéspedes desde las pantallas de las habitaciones, tienen sabor a gol, pero en todo se busca también una vuelta de tuerca hacia la definición cinco estrellas.

Algunos ejemplos al pie: los tragos, las picadas y hasta la pizza de cancha se sirven en el bar “La Barra”, un espacio con elementos xeneizes, donde se puede ir con la familia a ver el partido o pactar un encuentro entre amigos. Pero el espacio no es el de un bar común: como fondo una sucesión de placas de LCD son el instrumento para generar un mirador virtual de la cancha, recreada a través de filmaciones de HD realizadas con varias cámaras de registro. El resultado: se ve el partido tranquilamente, pero como instalado en plena 12.

Con el restaurante La Boca, el efecto es el mismo. El menú fusiona la cocina gourmet con platos tradicionales del barrio: el choripán que los fanáticos de Boca esperan está presente, pero el pan está horneado al vino tinto. En cuanto a las habitaciones, el hotel tiene 85 suites de 4 categorías con servicio de mayordomo –que googlean a los huéspedes para detectar sus preferencias–, menú de almohadas, amenities franceses y LCD. Se convocó a artistas para que se inspiraran en la pasión boquense: sobre las camas hay obras –que ellos denominan “cajas de arte”– de diferentes autores, que juegan con esa pasión. De la misma manera, a la salida del Spa & Health Club hay fotos artísticas de las hinchadas y, en el lobby, se alza una instalación que emula, con un móvil gigante, los papeles azul y oro que los hinchas tiran sobre la cancha los días del partido.

Un dato no menor: el hotel tiene un piso –exclusivo y apartado– en el que se alojarán los jugadores durante las concentraciones.

Entre los destacados del servicio, figuran los beneficios diferenciales para los pasajeros, como descuentos a socios del club, visitas guiadas al museo Boca Juniors o programas Premium con tickets para los partidos. 

Fuente: Clarin Viajes

1 comentario:

  1. Creo que la nueva incorporación a los hoteles en buenos aires, genera que haya mayor movimiento turístico y muchas personas amantes del futbol quieren conocerlo

    ResponderEliminar

Este Blog permite su opinión tal cual le parezca conveniente. Tenga en cuenta por favor que toda opinión, sea hacia una empresa o particular, debe ser dirigida con respeto.